Derechos Reservados.
logo

Arquitectura Mortuoria

Detalles del Evento

  • Del: octubre 31, 2013
  • Al: noviembre 4, 2013
  • Iniciando a las: 12:00 AM
  • Finalizando a las: 12:00 AM

Dirección

  • Calle Victoria
  • Chihuahua
  • 31000
  • Mexico

Arquitectura Mortuoria

Cuando las iglesias, los conventos, las catedrales y los monasterios dejan de ocuparse del destino de los difuntos, surgen espacios públicos destinados para reposo de los restos de los finados. Dependiendo de cada civilización, los restos mortales eran depositados en ataúdes, en cuevas, al aire libre, crítas, en féretros, en sarcófagos, o en simples telares para poder ser colocados bajo tierra, depositados en nichos, mausoleos, criptas u otro tipo de depósito.

El espacio donde los muertos esperan, según la creencia cristiana, el Día de la Resurrección lo conocemos como cementerio o campo santo. La palabra cementerio proviene del vocablo griego “koimeterion” que significa dormitorio. Por eso, popularmente conocemos este lugar como el sitio para descanso eterno o la última morada de todos los seres humanos en la tierra.

La agrupación de los muertos en espacios públicos ha generado escenarios de convivencia, de remembranza y rituales populares según sea la comunidad, etnia u origen religioso donde se afirman la tradición de visitar al finado por parte de familiares y amigos que en vida le quisieron.

En estos espacios de homenaje surgen en su colectividad simbolismos e íconos con una gran riqueza artística y creativa que dan una particularidad a cada huésped y que los distinguen de entre la comunidad mortuoria. Cruces, ángeles, cirtos, flores y una serie de iconografías, símbolos que logran un rico crisol multicultural.

La arquitectura mortuoria ha sido un espacio de homenaje a los muertos y que desde las primeras civilizaciones ha sido preponderante en todas las culturas. México, en cada uno de sus estados guarda una enorme riqueza artística en el trabajo creativo que marca una distinción entre una tumba y otra. Desde hermosas y elaboradas tallas hasta epitafios que son joyas literarias.

Del trabajo fotográfico plasmado en una fina óptica y excelente talla creativa, Raúl Ramírez “Kigra”, acerca a los vivos a reconocer un poco de esa belleza que se esconde en los cementerios de Chihuahua.